¿Quiere recibir la Publicación de Psiquiatría y Salud Mental en su correo de forma gratuita?
Jueves, 24 de octubre de 2013   |  Número 17
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
NÉSTOR SZERMAN, PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PATOLOGÍA DUAL
“La Patología Dual requiere un abordaje integral y simultáneo de conductas adictivas y trastornos mentales”
Estos trastornos comienzan muy pronto y a veces sus manifestaciones más importantes pueden ser tardías o estallar en la adolescencia o en la primera juventud, y continuar en la vida adulta

Hiedra García Sampedro / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Barcelona acoge a partir de este miércoles, 23 de octubre, el III Congreso Internacional de Patología Dual donde se darán cita profesionales de 70 países que analizarán los aspectos legales, diagnósticos y de tratamiento. La Patología Dual es más frecuente de lo que se pensaba según los últimos estudios epidemiológicos disponibles. El presidente de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), Néstor Szerman, asegura en esta entrevista que el cien por cien de los afectados por una conducta adictiva sufre otro trastorno mental a veces oculto.

Néstor Szerman en los estudios de Sanitaria 2000.

¿Qué se entiende por Patología Dual en la actualidad?

Es una denominación arbitraria, en realidad no significa gran cosa, pero todos lo clínicos saben que hace referencia a los pacientes que sufren una conducta adictiva y otro trastorno mental. Es un concepto bastante nuevo porque no tiene un desarrollo académico y formativo. De todas formas, creo que en España podemos presumir, ya que de alguna manera lideramos a nivel internacional el reconocimiento de la Patología Dual.

Esta patología es mucho más frecuente de lo que se piensa, según los estudios epidemiológicos la sufre más del 70 por ciento de los pacientes que van a consulta por una conducta adictiva. Desde la SEPD también planteamos que los pacientes que sufren conductas adictivas tienen en su totalidad una patología dual, pero los instrumentos diagnósticos no son adecuados para poder detectarlo. Por otro lado, las investigaciones recientes indican que más del 50 por ciento de los pacientes que tienen un trastorno mental va a tener también un trastorno por abuso de sustancias o una conducta adictiva.

Ha comentado que los instrumentos no son adecuados, ¿cómo es el abordaje de estas patologías en nuestro Sistema Nacional de Salud?

En los años 70 y 80 del siglo pasado se integraron en el Sistema Nacional de Salud los pacientes con enfermedades mentales, hasta ese momento eran atendidos en redes marginales, en manicomios. En esta situación ha persistido una excepción, el enfermo con conductas adictivas, que generalmente es un enfermo mental muy grave. Muchas veces son tratados desde un punto de vista no científico, en campos de reeducación, con conceptos morales y religiosos. En la mayoría de las comunidades autónomas tenemos dos redes para tratar a nuestros enfermos mentales, una red normativizada integrada en el sistema, y la otra marginal que trata a los pacientes adictos. Es una anomalía que desde la SEPD pretendemos dar a conocer para que las administraciones integren al paciente con adicción, -y por tanto, con patología dual-, en el sistema normalizado de salud.

Szerman explica la relación entre adicciones y otros trastornos mentales.

Las psicosis son las patologías que más predicen la Patología Dual.

En cuanto a los fármacos utilizados para tratar estas patologías, ¿son efectivos?

En Salud Mental tenemos tratamientos tan efectivos como en cualquier otra rama de la medicina. El paciente con patología dual debe tratarse de todas las patologías que presente, incluidas las adictivas. No se debe tratar una patología primero y otra después, ambas situaciones clínicas deben ser consideradas primarias y el abordaje terapéutico debe ser intenso sobre ambas manifestaciones de una enfermedad que generalmente es única. El cerebro no tiene distintas formas de enfermar, tiene distintas formas de manifestar sus patologías.

Hasta ahora, prácticamente todos los psicofármacos incidían en las monoaminas cerebrales, sobre la serotonina, la noradrenalina o la dopamina. Pero la ciencia nos revela que tenemos sistemas endógenos opioide, de neuropéptidos, endocanabinoide o colinérgico nicotínico. Tienen que ver con necesidades vitales para la supervivencia, con la inmunidad, el dolor físico, emocional y social, y están implicados en todas las enfermedades mentales cuando se alteran. Esto hasta ahora era desconocido, así que tendremos que tener fármacos que incidan sobre estos sistemas. No tenemos tratamientos o están abordados de forma muy moralista, con muchas barreras que impiden que nuestros pacientes sean tratados.

En el desarrollo de esas patologías juega un papel importante la genética…

Absolutamente. Los conocimientos neurocientíficos muestran que hay un componente genético indudable, pero también influyen por su puesto las experiencias medioambientales, sobre todo las primeras experiencias infantiles, los traumas infantiles, los abusos o las deprivaciones afectivas. Todo esto impacta en el cerebro y si hay una base genética detrás, el resultado es que va a estallar una enfermedad mental con conductas adictivas generalmente si hay presencia de sustancias.

¿La situación de la Patología Dual está recogida y reconocida en el manual de clasificación más importante en Psiquiatría, el DSM-5?

No. El DSM-5 ha venido precedido de un gran debate y de una gran inversión, pero permanece prácticamente igual que las anteriores ediciones por la gran cantidad de intereses generados. Hay algunos cambios positivos a nivel dimensional, pero en el campo de las adicciones es quizás donde menos se han notado, y no se recoge la Patología Dual. Uno de los cambios positivos es que se incluyen los trastornos por juego en el capítulo de las adicciones. Nadie se convierte en adicto por pisar un casino, sino que es una situación clínica que precede a que alguien entre a jugar o consuma alguna sustancia.

Tenemos un sistema de neuropéptidos endógeno que se relaciona con funciones vitales.

Se debe incidir en la prevención en las familias con antecedentes de trastornos.


¿Cuáles son las enfermedades que más predicen una patología dual?

Tener cualquier trastorno mental predice de forma estadísticamente significativa tener un trastorno por uso de sustancias en los años siguientes. Las que más predicen esto son sobre todo la psicosis y los trastornos de personalidad, fundamentalmente el trastorno  antisocial de personalidad, el trastorno límite de personalidad, el trastorno esquizotípico de personalidad y al trastorno narcisista de personalidad. Pero también lo predicen las patologías afectivas, tener depresión mayor, trastorno bipolar o sufrir de ansiedad crónica. Y no me olvido tampoco del TDAH, otra gran patología, también desconocida por el ámbito de la Psiquiatría hasta hace nada, o ignorada o lo que es peor, rechazada.

Del lado de la Salud Mental también se ignora que un paciente psicótico consume sustancias o que bebe litros de coca cola al día, como si esto fuera algo circunstancial y no tuviera que ver con la patología, con sus bases neurobiológicas.

Para descubrir estas patologías, ¿veis necesario disponer de más tiempo en las consultas para atender a los pacientes?

No necesitamos más tiempo. Hace falta pensar y saber lo que hay. Cuando vamos al médico y le decimos que tenemos fiebre, si el médico no piensa que podemos tener anginas no nos las mirará y no sabrá por qué tenemos fiebre. En este caso, los especialistas en Salud Mental deben pensar que un paciente puede tener una patología dual.

Néstor Szerman en un momento de la entrevista con la redactora Hiedra García.

¿Qué tipología de pacientes veis en vuestras consultas? ¿También se puede diagnosticar en niños y adolescentes?

Según el Instituto de Salud Mental de Estados Unidos todas las enfermedades mentales son cerebrales; además, dice que podrían ser todas clasificadas como enfermedades del neurodesarrollo o neurodegenerativas, que son las que tratan nuestros colegas neurólogos. Las enfermedades mentales probablemente son todas del neurodesarrollo, porque comienzan muy pronto en la vida de los sujetos y a veces sus manifestaciones más importantes pueden ser tardías o estallar en la adolescencia o en la primera juventud.

En cuanto a la prevención, debemos incidir en las familias que tienen enfermos mentales, porque sus parientes tienen mayor probabilidad de desarrollar conductas adictivas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 25 por ciento de la población mundial tiene algún tipo de trastorno mental, de mayor o menos gravedad. Todos ellos y sus familias tienen un alto riesgo de desarrollar enfermedades mentales y conductas adictivas, en ellos deberíamos incidir la prevención. Tenemos que dar mensajes basados en evidencias científicas, que sean útiles para sociedad y dirigida realmente a quienes la necesitan.

Por último, me gustaría conocer de qué se va a hablar en el III Congreso Internacional de Patología Dual…

Es el III Congreso Internacional que hacemos. Están surgiendo sociedades de Patología Dual en muchos sitios del mundo. Ya tenemos gente de más de 70 países que han confirmado su asistencia a este Congreso, que es el gran Congreso de Patología Dual en todo el mundo. Se abordarán todos los temas, desde los aspectos legales o criminológicos, a los infantiles, a los que tienen que ver con el diagnóstico y tratamiento.

Vamos a tener la presencia de algunos de los miembros del grupo de trabajo del DSM-5 y tendremos un foro de debate sobre todos los puntos controvertidos. Plantearemos por qué no se menciona la Patología Dual. El DSM-5 sí hace una mención a varias patologías de la conducta alimentaria que son asimilables a las conductas adictivas. No ocurre así en el tema de las sustancias y adicciones, y creemos que es un déficit que debatiremos con nuestros colegas americanos en el Congreso de Barcelona.

 

| La informaci´┐Żn que figura en esta edici´┐Żn digital est´┐Ż dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formaci´┐Żn especializada para su correcta interpretaci´┐Żn |

´┐Ż 2004 - 2012 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com