¿Quiere recibir la Publicación de Psiquiatría y Salud Mental en su correo de forma gratuita?
Lunes, 13 de mayo de 2013   |  Número 8
Acceda a nuestra hemeroteca
publicaciones científicas
A TRAVÉS DE UNA BIOPSIA DEL TEJIDO DE LA NARIZ
Encuentran un nuevo método para diagnosticar la esquizofrenia
Recogen muestras de neuronas olfativas de pacientes con enfermedad y personas no afectadas

Redacción. Madrid
La esquizofrenia puede ser difícil de diagnosticar. Dado que la evidencia fisiológica que confirma la enfermedad sólo puede conseguirse en el cerebro durante la autopsia, los profesionales de salud mental han tenido que depender de una serie de evaluaciones psicológicas para diagnosticar a sus pacientes.

Noam Shomron.

Ahora, Noam Shomron y Ruth Navon de la Facultad Sackler de la Universidad de Tel Aviv de Medicina, junto con el estudiante de doctorado Eyal Mor desde el laboratorio de Shomron y el profesor Akira Sawa del Hospital Johns Hopkins en Baltimore, Maryland, han descubierto un método para el diagnóstico físico - mediante la recopilación de tejido de la nariz a través de una simple biopsia. Sorprendentemente, la recolección y la secuencia de neuronas de la nariz puede conducir a un diagnóstico “más seguro” que nunca, dice Shomron.

Este hallazgo, que fue publicado en la revista Neurobiology of Disease, no sólo puede llevar a un diagnóstico más preciso, también puede permitir la detección a principios de la enfermedad, y mejorar enormemente el tratamiento general.

De la nariz al diagnóstico

Hasta ahora, sólo se habían encontrado biomarcadores para la esquizofrenia en las células neuronales del cerebro, que no pueden ser recogidas hasta la muerte. En cambio, los psiquiatras dependen de evaluaciones psicológicas para el diagnóstico, incluyendo entrevistas con el paciente y los informes de los amigos y la familia.

Para una solución a este dilema de diagnóstico, los investigadores recurrieron al sistema olfativo, que incluye las neuronas localizadas en la parte superior de la nariz interna. Investigadores de la Universidad Johns Hopkins recogieron muestras de las neuronas olfativas de los pacientes con diagnóstico de esquizofrenia y de un grupo de control de individuos no afectados, y luego los envió al laboratorio de Shomron.

Shomron y sus colegas investigadores aplicaron una tecnología de alto rendimiento a estas muestras y estudiaron el microRNA de las neuronas olfativas. Dentro de estas moléculas, que ayudan a regular nuestro código genético, identificaron un microARN que es muy elevado en los pacientes con esquizofrenia, en comparación con los individuos que no tienen la enfermedad.

"Hemos sido capaces de reducir el microRNA a un conjunto con una expresión diferente, y desde allí a un microRNA específico que es elevado en personas con la enfermedad en comparación con los individuos sanos", explica Shomron. La investigación adicional reveló que este microARN particular controla los genes asociados con la generación de neuronas.

En la práctica, el material de la biopsia puede ser recolectado a través de un procedimiento ambulatorio rápido y fácil, con anestesia local, dice Shomron. Y con los resultados de perfiles de microARN listos en cuestión de horas, este método podría convertirse en una prueba relativamente simple y precisa para el diagnóstico de una enfermedad muy complicada.

La detección precoz, la intervención temprana

Aunque hay mucho más por investigar, Shomron tiene grandes esperanzas en este método de diagnóstico. Es importante determinar si esta alteración en la expresión de microARN se inicia antes de que los síntomas esquizofrénicos comiencen exhibirse, o sólo después de que la enfermedad se desarrolle plenamente, dice. Si este cambio está cerca del comienzo, podría ser muy valiosa para el diagnóstico precoz. Esto significaría la intervención temprana, un tratamiento mejor, y posiblemente incluso el aplazamiento de los síntomas.

Si, por ejemplo, una persona tiene una historia familiar de esquizofrenia, esta prueba podría revelar si ellos también sufren de la enfermedad. Y aunque tal preaviso no significa una cura en el horizonte, ayudará tanto al paciente como al médico a identificar y a prepararse para los retos del futuro.

 

| La informaci´┐Żn que figura en esta edici´┐Żn digital est´┐Ż dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formaci´┐Żn especializada para su correcta interpretaci´┐Żn |

© 2004 - 2024 Sanitaria 2000, S.L.U. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com